top of page

Sostenibilidad acuícola desde las personas


Como consultora llevamos siete años acompañando al sector desde el sur, contribuyendo al desarrollo de organizaciones que protagonizan su evolución desde hace más de cuatro décadas. En ese tránsito, es posible ver un genuino interés por generar impacto positivo buscando el triple impacto: social, ambiental y económico.


Desde ese compromiso, vemos que varios de estos actores han buscado hacerse cargo de desafíos relevantes que impactan su sostenibilidad en lo sanitario-ambiental, en la relación con su entorno y en la adopción de nuevas tecnologías, lo que, en complemento a la trabajada eficiencia productiva desde la prevención, forman parte de las “jugadas claves” para su presente y su futuro.


En este escenario, y desde nuestro rol, nos hace sentido abordar la pregunta ¿cómo conjugar dichos desafíos desde el “elemento” que lo hace sostenible: las personas?

Al hacerlo, no pretendemos establecer una “receta”, sino aportar elementos transversales que sirvan a las organizaciones que están en el camino de construir su propia respuesta.

Desde lo sistémico a lo específico, distinguimos los siguientes:


  • Compromiso genuino y formal de la alta dirección con la triple línea.

  • Co-construir una cultura que se haga cargo de las necesidades asociadas a los desafíos estratégicos, integrando lo que sirve conservar y lo que es necesario cambiar.

  • Proyectar esa cultura interna en coherencia desde la relación con el entorno y sus comunidades.

  • Comunicar de forma clara cómo cada rol en la empresa aporta a dicho ensamble estratégico - cultural.

  • Involucrarse en la articulación público - privada a nivel comunitario que aborde los desafíos buscando “propósitos compartidos”.

  • Establecer alianzas con centros de estudio que, desde las mismas comunidades locales, formen a los líderes que se hacen cargo de los desafíos futuros del sector.

  • Fomentar emprendimientos internos (spin-off) que luego cierren círculos económicos sustentables como proveedores.

  • Tener un ritmo y estilo de trabajo saludable, desde el cual se hace viable todo lo demás.


¿Son suficientes estos factores para resolver la pregunta central instalada?

Probablemente no. En Rito Consultores creemos que este es un camino a sostener, más que una ecuación transitoria a resolver. Todos desde nuestra propia experiencia conocemos factores que pueden enriquecer esta ruta.


¿Qué otros factores sumarías para cultivar nuestra responsabilidad de ser sostenibles para nuestros hijos y las siguientes generaciones, desde el sector?


Nos encantaría continuar la reflexión.



Comments


bottom of page